Después de dos años de cancelaciones relacionadas con el COVID, el Salón de la Fama de los Compositores regresó para una ceremonia en persona el jueves (16 de junio) por la noche en la ciudad de Nueva York. La gala de inducción de 2022 honró a Mariah Carey, Annie Lennox y Dave Stewart de Eurythmics, The Isley Brothers, Steve Miller, Pharrell Williams y Chad Hugo de The Neptunes, Rick Nowels y William “Mickey” Stevenson.

Al estilo de una verdadera diva, Mariah Carey subió al escenario en la última gala, justo cuando el evento transcurría pasada la medianoche. Después de una presentación de Ahmir “Questlove” Thompson (a quien Carey recordó animosamente a todos que había ganado un Oscar por su documental Summer of Soul), la cantautora pop subió al escenario. Y ella tenía algunas notas. “En primer lugar, muchas gracias”, dijo Carey sobre el honor. “En segundo lugar, necesito revisar esta iluminación. Mi chico de iluminación, es una larga historia, no pudo subir al avión”, dijo, revolviéndose el cabello y poniéndose un par de anteojos de sol. “Me he convertido en un ermitaño en caso de que alguien tenga curiosidad”, agregó, mostrando su máscara. “Este es mi primer momento real en vivo [desde la pandemia]”.

Incluso si Mimi no ha salido mucho últimamente, está claro que no ha perdido su habilidad para tener a la audiencia en la palma de su mano bellamente cuidada. Si bien elogió a la organización sin ánimo de lucro, también bromeó sobre estar molesta porque uno de sus colaboradores fue incluido antes que ella.

“Es increíble que incluso haya un espectáculo en honor a los compositores. Es un gran problema”, insistió. “Felicitaciones a mis compañeros de ingreso. Jermaine Dupri entró, no sé, antes de COVID, y yo estaba como, ‘¿sabes qué, Jermaine? Estoy realmente enfadada porque entraste antes que yo’. Pero esa es otra historia. Esperemos que alguien publique ese clip. [Jermaine], ya no estoy enfadada contigo”.

Carey, quien fue blanco de una demanda por infracción de derechos de autor este mes por una exitosa canción escrita en 1994 («All I Want For Christmas Is You»), hizo comentarios puntuales para ciertas partes de la industria. “No es la profesión más fácil del mundo”, dijo, y señaló que “las demandas verkakte*” (“esta es una palabra que usó mi amigo el otro día”, explicó) y otros desafíos comerciales pueden hacer que escribir canciones sea un campo difícil. Independientemente, Carey compartió cómo escribir melodías y poesía cuando era niña la ayudó a sobrellevar un «antecedente disfuncional». *verkakte procede del yiddish y significa «de mierda». 

A pesar de haber escrito créditos en 18 de sus 19 Billboard Hot 100 No. 1 (con la excepción de su versión de «I’ll Be There» de los Jackson 5), Carey también señaló que «constantemente tengo que recordarle a la gente que soy compositora». Y sí, ella ve tus memes. “Se ha convertido en una broma… Soy una diva, lo que sea”, dijo, poniéndose de nuevo las gafas de sol. “Puede que estés algo familiarizado con el meme de mí diciendo, una y otra vez, ‘como compositor, como compositor, como compositor’. Espero que esta noche pueda crear otro meme, como COMPOSITOR DE CANCIONES”.

Si bien su discurso estuvo lleno de humor y arrogancia irónica, Carey lo terminó con un desafío: “Del total de 439 miembros del Salón de la Fama de los Compositores, solo 32 han sido mujeres hasta este momento. Ahora son 33. Como me dijo una vez mi padre: lo hiciste bien, chico”.

Fuente: Billboard :: MundoMariah :: HourlyChanteuse

 

Please follow and like us:
Mariah Carey hace sombra a las demandas y da la bienvenida a los memes durante la inducción al Salón de la Fama de los Compositores
Etiquetado en:    
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
WhatsApp