mariah-carey-heartbreaker-cover-1999-billboard-650

Hoy hace quince años, que Heartbreker de Mariah Carey, con la colaboración del aún incipiente Jay-Z, llegaba a lo más alto de Billboard Hot 100.

Aparte de ser un tema increible, y el extraño #1 que incluye «incesantemente» el coro, Hearbreaker es una canción importante en la carrera de Mimi.

El poder de la voz de Mariah Carey está bien documentado y es casi inigualable, pero una poderosa voz no te da 14 números uno en 10 años. Pero de todos sus hits, Heartbreaker es el que más demuestra su habilidad para mantener sus orejas en el suelo, pare sentir el mundo el pop y el cambio en él.

A lo largo de los 90, el R&B se movió cerca del rap en forma y contenido. Mientras que muchos de los que hacían éxitos se resistían al rap, Carey jugó un papel importante en dicha transición. Ol’ Dirty Bastard apareció en un remix de Fantasy, Bone Thugs-N-Harmony en su estancado single de 1998, Breakdown y usar samples ha sido un factor en su acercamiento.

Pero Heartbreaker fue su primer gran éxito en el cual el rapero estaba en la canción de Mariah desde el primer lanzamiento, en su fusión más flagrante hasta la fecha. Ella también demostró su comprensión del pop, pues se ayudó de Jay-Z, quien estaba comenzando su propia subida a la cima del pop. Carey lo llevó graciosamente con ella al #1 mientras que él no volvería a tener un Top10 hasta 2001.

El remix de Heartbreaker la llevó aún más lejos en el género híbrido. Ella metió a dos raperas, Missy Elliot y Da Brat, y usó el sample de otra canción rap, usando el ritmo de una canción de 1993 de Snoop Dogg.

Heartbreaker no solo destaca en el contexto de las tendencias del pop, además, es un acercamiento vocal diferente de Carey.

Cantantes de su calibre a veces hacen de sus baladas su «pan y mantequilla». Y obviamente, cantar baladas es inteligente para Carey, pues juega con sus fortalezas en las ramas para luego ir ascendiendo hasta llegar a lo más alto de la carrera melismática en toda la extensión de su rango vocal.

Pero lo que hace a Heartbreaker sorprendente en su catálogo de los 90 es su control. Rolling Stone comparó a Hearbreaker con Fantasy desde el inicio porque ambas dos usan sample de canciones New Wave de los 80 (Attack Of The Name Game de Stacy Lattisaw y Genius Of Love de Tom Tom Club respecticamente).

Carey hace notas altas en Heartbreaker, que van sin decir nada, pero la canción se siente más como Rock The Boat de Aaliyah, una canción suave que la siguió en 2001. Fantasy es alegre, una canción de pavoneo, una explosión de energía. Heartbreaker, sin embargo, es suave por los extremos y trágica en el medio.

En el video con gran presupuesto de Heartbreaker, Carey pilla a su novio engañándola en un cine y pelea con la otra chica con la cual tiene la cita, también interpretada por Carey. La lucha de artes marciales que tiene lugar en el baño del cine entre Carey y su alter ego maligno, dramatiza humorísticamente la forma en la que ella estaba luchando contra sí misma para la dominación del pop durante el cambio de siglo.

Nadie tocó a Carey en los 90, ella lanzó la mayoría de sus números 1 y lanzó siete discos durante la década. Ella continuó teniendo éxito tras Heartbreaker, pero parte del duradero impacto es el modo en el que se definió como supremamente exitosa, como una estrella adaptable, un modelo que sigue vigente en la escena pop hoy en día.

Fuente: Billboard :: Traducción/Adaptación: Mundo Mariah

Please follow and like us:
Hace 15 años Heartbreaker de Mariah Carey llegó al #1 en Billboard
Etiquetado en:        
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
WhatsApp