Con la grabación de Glitter y la producción de la banda sonora en camino, las cosas iban de todo menos lentas para Mariah en 2001. Una frenética agenda no era nada nuevo para una autoproclamada adicta al trabajo. De hecho, era típico en ella pensar en el siguiente proyecto antes de que hubiera terminado el actual. Este año no sería diferente, pero nadie – ni siquiera Mariah – esperaba que le fuera a cambiar la vida como lo fue para ella.
A pesar que las cosas estaban yendo sin problemas en el set de Glitter, no se podía decir lo mismo en otros aspectos. El coflicto de Mariah con Columbia Records explotó.

En abril, se separó de la discográfica y firmó un contrato multimillonario de varios álbumes con Virgin Records. «Estoy muy entusiasmada acerca de mi nueva asociación con Virgin Records», dijo Mariah en un comunicado. «Y espero con interés de ser una parte de su único entorno musical creativo”. Fue un movimiento que Mariah había pensado con cautela, estando envuelta en las negociaciones y habiendo pedido consejo a Lenny Kravitz y Prince. “Me reuní personalmente con todos. Crecí con algunos de los más inteligentes y astutos empresarios”, dijo a Elle. “Aprendí mucho. No es que alguien me pueda mentir y decir ‘Vamos a hacer esto y esto’, y no me tengan para ir, ‘Espera, quien es tu distribuidor en Taiwan?’”. Los detalles del contrato no salieron a la luz, pero Virgin Records dijo en una conferencia de prensa que el contrato fue “sin precedentes”.

El primer lanzamiento bajo su nuevo contrato sería la banda sonora de Glitter, que estaba previsto que saliera el fin de semana del Día del Trabajo. Mariah se empleaba a fondo en la grabación, que incluía versiones de clásicos de los 80, una nueva canción con Rick James, un dueto con Eric Benet, que también participaba en la película.

Si grabar su primer papel protagonista en una película y grabar su banda sonora no fuera suficiente, Mariah estaba trabajando en su nuevo proyecto: la película de Liongate sobre la mafia Wisegirls. La grabación comenzó en mayo, donde Mariah hacía de Raychel, una avispada, malhablada camarera que trabaja en un restaurante de la mafia, con Mira Sorvino y Melora Walters. A pesar que había disfrutado con un papel importante en Glitter, Mariah aprovechó la oportunidad para centrarse en su actuación. “Yo era una de las productoras de Glitter, e hice la música, y era una historia en la que había pensado”, dijo a Movieline. “En esta soy solo una empleada más. Voy a concentrarme en mi parte y no voy a tener que asegurarme que cada cosa está en su sitio”. Mientras algunos discutían que Billie Frank de Glitter no se alejaba demasiado de la vida de Mariah, Raychel de Wisegirls era completamente diferente. Cuando se le preguntó en una entrevista sobre si estaba encasillada que como cantante, Mariah dijo: “Esto es por lo que hago una película independiete sobre alguien tan opuesto a mi. Mi caracter, que habla así (con acento de Brooklyn) es como, ‘Sabes que, no quiero ni llevar tu basura ahora mismo, sabes lo que digo? Estamos hablando de un personaje completamente diferente, Ok?”

Poco después de que la producción de Wisegirls finalizara, era el momento de volver a centrar la atención en Glitter. Con la banda sonora prevista para agosto, el primer single llegó a las ondas: “Loverboy”, que también sería el primer single de Billie en la película. La base de la canción era un sample de “Candy” de Cameo (1987) y Cameo también aparecía en el tema. “Larry Black [Cantante principal de Cameo] fue brillante a la hora de volver a hacer el original”, dijo Mariah a Blues & Soul. “Vino al estudio y empezó a hacer el ‘strawberry, raspberry’ y yo y mi amigo admirarlo. Somos viejos admiradores de Cameo!”

“Loverboy” empezó bien en la radio, pero pronto empezó a decaer en airplay, llegando solo al puesto 50. La canción empezó mal en el HOT 100, puesto que ahora las canciones con solo airplay eran elegibles para la lista. Esto cambió con el lanzamiento del single comercial, que incluía remixes de MJ Cole y David Morales. En su primera semana consiguió vender 180.000 copias, pero debido al flojo airplay, el tema fue #2.

El video de “Loverboy” fue dirigido por David LaChapelle, y fue grabado en el Circuito de Los Ángeles, en el que salía Mariah como, según sus palabras, “una vendedora de tapacubos”. Dos videos fueron producidos de la grabación, uno para la versión álbum con Cameo y otro para el remix con Da Brat, Ludacris, Shawna y Twenty II. Lo básico de los videos es lo mismo, con los mayores cambios en el hecho de la presencia de Cameo en uno, y la de los raperos en el otro conduciendo. “Es como una gran fiesta”, dijo Mariah a MTV. “La cosa de David es, yo confío totalmente en el, y el es el mejor, no haría este concepto de video con nadie más en el mundo”.
Con “Loverboy” volando de las estanterías y el video en la rotación de MTV, la anticipación se estaba construyendo en torno a la banda sonora de Glitter. La grabación sería diferente a cualquier cosa que Mariah había lanzado anteriormente. Como Billboard escribió:

“Glitter muestra valientemente a Carey intentando unir tres estilos incongruentes. Primero, el material ochenteno que refleja su debut en el cine (llamado igual que el disco). Luego, las baladas que son un elemento esencial en cada álbum. Finalmente, se entrega a su fascinación a la cultura Hip Hop – un movimiento que debe continuar confundiendo a los fans que seguían a la diva durante su primera etapa puramente pop”.

Con Jimmy Jam y Terry Lewis, Mariah versionó el hit de 1984 de Cherelle «I Didn’t Mean To Turn You On», el cual Billie cantaría en varias partes de la película. “Crecí con la canción de Cherelle”, dijo Mariah a Blues N Soul. “Jimmy y Terry son héroes musicales míos y ellos me sugirieron que la regrabara los coros y que ellos me darían el original para trabajar en ella”.
Por segunda vez en su carrera, Mariah grabó una canción original que alguien había escrito para ella: la canción de Rick James “All My Life”. “El es como wow! Se que es importante y todo eso pero el ha hecho algunas de las mejores canciones de la historia”, dijo Mariah. “Y amo la forma en que trabaja con las artistas femeninas – solo mirad lo que hizo con Teena Marie y The Mary Jane Girls”.
Otra producción de Jam y Lewis en Glitter fue la balada “Never Too Far” que Billie cantaría en el Madison Square Garde en la escena final de la película. La otra gran balada del disco era “Lead The Way”, en cuyos créditos aparecía Walter Afanassief, como co-escritor y co-productor. Por esta razón, la canción se piensa que fue una de las primeras en escribirse para la película, antes que los dos dejaran de trabajar juntos. La única canción que no estaba específicamente escrita para la película fue “Twister”, que se dijo que fue sobre el suicidio de la maquilladora de Mariah, Tonjua Twist. “Una de las canciones en honor de alguien”, dijo Mariah a MTV News. “Finalmente acabó en la película y funcionó. Es una situación personal. Pero todas las otras canciones estaban escritas en la voz del personaje o como un observador de lo que pasaba en la película en ese momento”.

Como moda de Mariah, Glitter no estaba exenta de artistas invitados. Busta Rhymes y Fabolous se unieron con Mariah en la versión del hit de los 80 «Last Night A DJ Saved My Life.» Mystikal rapeo sobre un loop de Tom Browne “Funkin’ for Jamaica” en “Don’t Stop”. Mariah y Ja Rule crearon una canción llamada-respuesta en “If We”. Mientras todos esos amigos estaban en el CD, ninguno de ellos se encontraría en la película. “Básicamente en el disco tienes versiones de 2001 de clásicos de los 80”, dijo Mariah a Blues N Soul. “En el álbum tienes a Busta y Mystikal haciendo lo suyo, pero en una peli basada en los 80, tienes que ser original con el guión porque sería anacrónico tener a Busta y Mystikal haciendo lo suyo en los 80”.

Con la película y banda sonora de Glitter en los estadios finales, Mariah está dispuesta a promover el proyecto que había concebido hacía varios años atrás y en el que había trabaja completamente todo un año. Un “Making The Video” especial de “Loverboy” fue producido por MTV y luego paró en “106 & Park” de BET para estrenar el video y hablar del proyecto. El 20 de Julio, Mariah apareció en la tienda FYE del Centro Comercial Roosvelt en Long Island para firmar copias de “Loverboy”. El día antes, apareció por sorpresa en TRL, para anunciar la firma de discos. Cogiendo a la audiencia y al presentador Carson Daly por sorpresa, ella entró al estudio vistiendo una camisola con la palabra “Loverboy” en ella, y empujando un carrito de helados, del cual sacó helados para el público. “De vez en cuando, alguien necesita un poco de terapia», anunció Mariah. «Y hoy es ese momento para mí.» Desde ese momento, las cosas empezaron a chirriar.

El 25 de Julio, Mariah dejó dos inusuales mensajes de voz en su web, en los que se dirigía a sus fans y a su compañía. Ella explicó que necesitaba descansar un poco y que “No creo que deba estar haciendo música ahora mismo”. El día siguiente, se confirmó que Mariah había ingresado por su propia voluntad en un hospital por agotamiento. Su publicista Cindy Berger dijo en un comunicado que Mariah estaba “mentalmente y físicamente exhausta después de rodar dos películas, Glitter y Wisegirls, mientras simultáneamente escribía, grababa y producía la banda sonora de Glitter”. La promoción planeada para el álbum (incluyendo su actuación estelar en la Gala 20 aniversario de MTV) fue cancelada y el lanzamiento de la película y banda sonora fue retrasada tres semanas.

Mientras Mariah descansaba, Virgin trabajó la banda sonora de Glitter lo más que pudo. Estaba previsto que Mariah grabara un video para “Never Too Far” en Nueva York, pero tras ser cancelado, la actuación en directo que había en la película se usó como video musical. Mariah hizo su primera aparición en público el 21 de Septiembre, donde canto “Hero”, en el programa America: A Tribute To Heroes, en beneficio de los afectados del ataque terrorista de la Ciudad de Nueva York del 11 de Septiembre.

Con la banda sonora de Glitter en las estanterías y la película en los cines, Mariah empezó lentamente a trabajar en la promoción de nuevo. Apareció en los Radio Music Awards, donde ganó el premio a la artista más solicitada, y estrenó una nueva canción, una mezcla de “Never Too Far” con “Hero”. Actuó en los VH1/Vogue Fashion Awards y en otro concierto benéfico llamado Untad We Stand. Además fue a Nueva Orleans para grabar el video “Don’t Stop (Funkin’ 4 Jamaica)” con Mystikal, su siguiente lanzamiento de Glitter.

La banda sonora de Glitter debutó en el puesto #7, que fue su tope en Billboard Hot 200, convirtiéndose en el peor lanzamiento hasta el momento. Internacionalmente, el disco lo hizo respetablemente, más notable en Japón, donde se convirtió en su cuarto #1.

A comienzos de diciembre, Mariah viajó a Kosovo, donde entretuvo a las tropas americanas en Camp Bondsteel, como parte de las Naciones Unidas. Durante su estancia, donó ropa de camuflaje, firmó autógrafos, y abrazó a la gente antes de dar un divertido concierto, donde cantó “All I Want For Christmas Is You” y “Hero” entre otras. “Me siento parte de una larga lista de entretenedores de las tropas. Volvería a ir. Fue un sentimiento increible”, dijo Mariah a PEOPLE. “Sentí que era importante darles un poco de glamour”
Tras su regreso a Estados Unidos, Mariah paró en David Letterman y The View para hablar de sus últimos proyectos y de lo que pasó en verano exactamente:

“Tantas cosas han sido sobresensaionalizadas, una y otra vez. Pero básicamente he sido una adicta al trabajo toda mi vida. Mi agenda el pasado verano era como, rozando el ridículo. Ya sabes, un día en un país, el otro día de vuelta aquí promocionando”; dijo a Leterman. “Estaba sin poder dormir y estaba exhausta hasta llegar a un punto, recibía una llamada para despertarme y era como ‘esto tiene que parar’ y tuve que tomarme un momento y dibujar una línea y coger una de esas llamadas y decir ‘Hey, mira que eres humano, no como una máquina’”.

Mariah protagonizó un programa anual de televisión llamado A Home For The Holidays, donde se concienciaba sobre los servicios de adopción. En el show, cantó “Reflections (Care Enough)” por primera vez.
También en diciembre, dos nuevos lanzamientos de Mariah llegaban a las estanterías. El primer era un CD single en beneficio de la Heroes Fund, para los familiares de los trabajadores de rescate que perdieron su vida durante el desastre de las Torres Gemelas. “Empecé a cantar, en diferentes eventos de caridad una combinación de ‘Never Too Far’ y ‘Hero’”, dijo a MTV News. “Hicimos un medley y las pusimos las dos en el mismo tono para que funcionara, y la gente respondió muy bien. Ha sido interesante para mi, desde lo ocurrido el 11 de Septiembre, la forma en la que la gente ha estado oyendo “Hero” y hablándome de ‘Never Too Far’ que trata de una pérdida”.
El single solo fue comercializado en Estados Unidos e incluyó “There For Me”, una canción de Diane Warren/David Foster de 1999. En un movimiento inesperado, “There For Me” sobrepasó en airplay a “Never Too Far/Hero”, tras ganar un airplay considerable en muchos grandes mercados por el país.

El otro lanzamiento de diciembre fue Greatest Hits, un doble disco de Columbia Records. El disco incluía todos los singles de Mariah hasta la fecha, con el remix de Jermaine Dupri de «All I Want For Christmas Is You». Internacionalmente, “Against All Odds” con Westlife fue incluido y en Japón “Never Too Far/Hero”. A pesar que #1’s había sido lanzado tres años antes, esta era su primera recopilación. “Creo que a la gente le va a gustar Greatest Hits porque hay canciones que necesariamente no fueron singles”, dijo Mariah a MTV News. “Hay una canción llamada ‘Underneath The Stars’ por la que luche… Hay muchas canciones que estoy contenta que veas la luz del día”.

Texto: MariahDaily :: Traducción y Adaptación: MundoMariah

Please follow and like us:
Retrospectiva Mariah Carey: Todo lo que Brilla 2001
Etiquetado en:                        
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
WhatsApp